Comunidad asexual, Historia de la asexualidad

Educación y visibilidad asexual desde las comunidades hispanohablantes, primera parte

Esta es la primera parte de mi entrada para el Carnival of Aces de junio de 2017: Asexual Education, hospedado este mes por Writer-Ace. Publicaré la segunda parte la próxima semana.

English version in The Asexual Agenda.


Esta publicación fue inspirada en parte por la Conferencia Internacional de Asexualidad que tendrá lugar este domingo en Madrid, y que se enfocará por primera vez en la comunidad asexual española; y también por una de las preguntas propuestas por Writer-Ace para el Carnival of Aces de este mes:

¿Cómo lucen los esfuerzos educativos [en torno a la asexualidad] fuera de Estados Unidos? ¿Funcionan? ¿Qué tienen de bueno y qué de malo?

Me pienso enfocar en las diferencias entre USA/las comunidades angloparlantes y nuestras comunidades, y luego la próxima semana hablar sobre los diferentes métodos educativos que he visto en los países de habla hispana con mayor trabajo activista hasta el momento: España, México y Argentina.

Visibilidad asexual online

Esta sección es una ampliación de este mini-ensayo que publiqué en Tumblr el pasado marzo (en inglés) sobre cómo los espacios en los que nuestras comunidades se mueven determinan nuestro grado de visibilidad online.

Como podrán saber, la principal comunidad asexual online desde 2001 fue el foro de AVEN, que en 2006 creó una filial en español, el foro AVENes. No han sido las únicas comunidades online, pero sí han sido por lejos las más conocidas, las que han reunido a la mayor cantidad de usuarios y conversaciones, y donde se ha producido la mayor parte de nuestro desarrollo teórico en torno a la asexualidad. Incluso en las otras comunidades existentes, la discusión se ha centrado en buena parte en “cómo somos diferentes de AVEN/AVENes”.

Todas las discusiones online entonces eran intracomunitarias: personas en el espectro asexual hablando con otras personas en el espectro asexual acerca de sus experiencias en torno a la sexualidad, las relaciones románticas, la posibilidad de una forma de discriminación asexual específica, la relación entre la asexualidad y la comunidad LGBT+, los conflictos con los grupos antisexuales, etc.

Sin embargo, a partir de 2011 se produce un quiebre y nuestras comunidades comienzan a moverse realmente desde los foros de AVEN y AVENes hacia otras plataformas online, o más bien, hacia otras redes sociales. Y aquí quisiera detenerme.

Por un lado, la comunidad asexual angloparlante se movió desde AVEN a Tumblr (y a LiveJournal y a WordPress y a otros sitios, pero principalmente Tumblr).

Tumblr existe desde 2007, pero fue en 2011 donde hubo una explosión de nuevos usuarios y se transformó en una red social a la par con Twitter y Reddit, al menos en inglés. Allá también terminó la comunidad asexual, y el movimiento se hizo sentir: varies han sido les bloggers que han propuesto llamar 2011 en nuestros registros históricos como AceGate, The Great Ace-Hate o The Ace Tumblr Debacle.

Los tópicos fueron los mismos de toda la vida: ¿son las personas asexuales queer? ¿existe el privilegio “sexual”? ¿qué tan válido es el modelo de atracciones separadas (split attraction model)?. Pero, a diferencia de los años anteriores, ahora las discusiones eran intercomunitarias: personas en el espectro asexual hablando con personas alosexuales (o, en buena parte, personas alo hablando sobre nosotres, sin nosotres).

Este fue el comienzo del actual “discurso asexual” (ace discurse, googleenlo bajo su propia responsabilidad), pero también fue el momento en que muchas más personas comenzaron a aprender sobre la existencia de la asexualidad —no porque lo hubieran buscado a propósito para saber si alguien más se sentía como elles, o leído en un artículo de una revista según el filtro que le periodista de turno quiso darle— sino mientras revisaban las actualizaciones de sus redes sociales, a partir de los relatos e infografías que personas asexuales crearon para compartir con el mundo.

El principal desarrollo, entonces, fue el comienzo de un trabajo por la educación sobre la asexualidad desde nuestras propias narrativas, en nuestros propios términos y desde nuestros espacios online cotidianos, que ya no eran exclusivos de la comunidad sino abiertos a todo mundo.

Por otra parte, la comunidad asexual hispanohablante se movió desde AVENes a Facebook.

Facebook es por lejos la red social más popular en español. En Latinoamérica y España, entre quienes usan redes sociales, los porcentajes de uso/visita a Facebook se acercan al 90%, versus otras como Twitter (50% en España, ~20% en Latinoamérica) o Tumblr (~5%). Lógico que haya grupos asexuales.

El comienzo parece ser la página “Yo también soy ASEXUAL” creada en marzo del 2010 por Saiko para AVENes, que luego a fines de 2011 migró a la actual página “REVA – Red para la Educación y la Visibilidad de la Asexualidad”.

Estas fanpages fueron el germen que llevó a la creación de grupos cerrados en Facebook como “Yo también soy asexual – Argentina” y “ASEXUALES” (el cual ya no existe, pero influyó en la creación de “DEMISEXUALES”, “ASEXUALES Iberoamérica”, “Asexuales Chile” y muchos otros), que en la actualidad son el principal lugar de encuentro de la comunidad asexual hispanohablante, con mucha más actividad (en conjunto) que el foro de AVENes.

Como mencioné en enero pasado, estos grupos suelen enfocarse en

  1. Comunidades locales (nacionales o regionales)
  2. Identidades y experiencias específicas (asexuales LGB+, arromántiques, no binaries, demisexuales, etc.)
  3. Espacios para entablar amistades o relaciones románticas

Comparados al foro de AVENes, estos grupos han impulsado la creación y fortalecimiento de comunidades locales, especialmente en Latinoamérica. La gente nueva, que está recién cuestionandose o identificándose como parte del espectro asexual, siempre va a preferir unirse a un grupo cerrado, más o menos privado, con gente de su país y dónde existe la posibilidad de organizar encuentros presenciales, que unirse a un foro abierto con personas que —suponen— son todas de España (por leer la sigla AVENes como “AVEN España” o porque parece haber más gente española activa en el foro).

Eso, y que el foro de AVENes (como todos los sitios que usan el servidor de AVEN) suele tener problemas técnicos, y es demasiado pesado para las conexiones en Latinoamérica, donde lo que más se usa es Internet Móvil. La aplicación de Facebook la vas a tener en el celular de todas formas, así que es mucho más conveniente.

Pero también es cierto esta modalidad de organización ha llevado a la desintegración de la comunidad asexual hispanohablante en grupos aislados, sin conexión entre sí (fuera de unes poques activistas que decidan unirse a todos los grupos que encuentren para conocer cuál es la realidad en cada uno y controlar los discursos tóxicos), que incentivan conversaciones repetitivas que duran lo que dure el mensaje al comienzo del muro.

Además, la privacidad en ellos es relativa: tal como le hicieron notar a Ace Toronto hace unas semanas, cualquiera que vea el grupo puede saber quienes son sus miembros, y puede aparecer en las sugerencias de sus amigues en Facebook.

Aviso de contenido para el siguiente párrafo: menciones de amenazas de muerte y otras formas de acoso online.

Y eso sin contar los trolls, que van desde simples spammers, tipos que amenazan con aparecerse en nuestras reuniones con una escopeta y matarnos a todes, o aquellos que hackean nuestras cuentas o acosan a nuestros seres queridos, en especial si estás a cargo de la administración o moderación (razón por la cual les recomendaría nunca administrar un grupo en Facebook con su cuenta personal).

Sí, los que mencioné son casos reales, que han sucedido en este último año.

Así que al final, ambas situaciones tienen sus pros y contras:

  • En inglés, la mayor visibilidad e interacción también recae en una exposición constante a discusión sobre la validez de nuestras identidades y experiencias, y a una pérdida de espacios seguros para la conversación intracomunitaria; que junto con el drama de Trump ha llevado a que muches bloggers y activistas —especialmente si además son personas de color, LGBT+, o marginados de alguna otra forma— se alejen de estos espacios comunitarios online por el agotamiento emocional que les supone.
  • En español, se ha posibilitado el desarrollo local de comunidades independientes, pero se ha perdido la posibilidad de darnos visibilidad online en nuestras propias palabras y de desarrollar discursos propios como comunidad hispanohablantes separados de los discursos —centrados en USA— generados y/o difundidos en Tumblr (como el uso de “alosexual”, que en español llegó descontextualizado del drama inicial y se impuso como un hecho de la comunidad internacional).

Desde el año pasado han aumentado considerablemente el número de fanpages creadas por grupos activistas, lo cual me parece un cambio positivo por la visibilidad online. De las 8 que había en febrero de 2016 (más o menos activas), actualmente hay más de 20, y el foco ha rotado desde proyectos de AVENes a grupos locales de territorios cada vez más específicos, difundiendo el trabajo que están realizando día a día.

Sigue leyendo: Educación y visibilidad asexual desde las comunidades hispanohablantes, segunda parte

Anuncios

3 thoughts on “Educación y visibilidad asexual desde las comunidades hispanohablantes, primera parte”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s